FSC-CCOO Aragón | 16 julio 2024.

  • Menú Principal
    • tu sindicato

      Una sentencia pionera del Juzgado de lo Social de Zaragoza estima que la DPZ pone en riesgo a su cuerpo de bomberos y que debe solucionarlo

        CCOO ha trasladado a los medios de comunicación, la sentencia 340/2022 emitida por el Juzgado de lo Social nº5 de la capital aragonesa, que exige a la Diputación Provincial de Zaragoza a través de su servicio de prevención, determinar cuáles deben ser los medios humanos y materiales necesarios para que el Servicio Provincial de Extinción de Incendios realice su trabajo en condiciones de seguridad. El sindicato lleva años denunciando la falta de recursos humanos y materiales que padecen los bomberos de la DPZ y la inexistente formación en prevención de riesgos laborales que pone en riesgo las vidas de los integrantes de la plantilla. Es la primera vez que una sentencia dictamina que los bomberos necesitan un plan de prevención y una evaluación de riesgos laborales para realizar su labor con seguridad.

        19/01/2023.
        Isabel López, David Arnal y Luis Clarimón, de izquierda a derecha.

        Isabel López, David Arnal y Luis Clarimón, de izquierda a derecha.

        La sentencia dictamina que se debe realizar una evaluación de riesgos laborales que exponga cuales son los riesgos a los que se someten los bomberos y bomberas de la DPZ, lo que según el Juzgado de lo Social nº5 de Zaragoza y anteriormente la inspección de trabajo, no se está cumpliendo porque el plan de la prevención de 2021 ya presentaba carencias de contenido que están suponiendo una precarización del servicio de extinción de incendios: falta de personal y recursos. 

        Isabel López, secretaria general de la sección sindical de CCOO en la DPZ, ha asegurado que “llevamos años de reivindicaciones, denunciando que no se está aplicando bien la ley de prevención de riesgos laborales ni la Ley del Fuego de Aragón. Ahora tenemos una sentencia que nos da la razón”. La sentencia obliga a la DPZ a que realice una evaluación de riesgos laborales para dotar de los recursos suficientes para que el personal del SPEI pueda desarrollar su labor en condiciones de seguridad. Será también, esta institución provincial la que designe los recursos preventivos y los tendrá que dotar de la formación adecuada para que evalúen las deficiencias existentes en el servicio de prevención y extinción de incendios. La DPZ deberá realizar una auditoría del servicio de prevención propio y aplicar las conclusiones que exponga. “Esta sentencia asegura que hay una dotación de medios insuficientes para poder cumplir de manera óptima los servicios de extinción de incendios”.  El servicio provincial de extinción de la provincia de Zaragoza de la DPZ cuentan con una plantilla  de 164 personas pero solo hay 130 bomberos en activo.  “Los parques de bomberos no se pueden mantener con dos personas, no estamos cumpliendo la Ley del Fuego de Aragón”, asegura Isabel López. 

        David Arnal, bombero del parque de la Almunia, ha explicado que “en el año 2017 ponemos una primera denuncia en la inspección de trabajo y se nos da la razón”. Durante los siguientes años hasta el momento actual, la representación de los trabajadores denunció en numerosas ocasiones, la precaria situación de los bomberos y bomberas de la DPZ pero la institución hizo caso omiso por lo que a través del servicio jurídico de CCOO interpusieron una demanda judicial que les ha sido favorable. “La sentencia es clara y nítida. No va a ver ningún jefe de bomberos que pueda decidir cuál es la dotación mínima que tiene que intervenir en las actividades que realizamos. Habrá que hacer una evaluación de riesgos por ejemplo de un incendio de una vivienda y establecer las dotaciones mínimas necesarias para realizar ese servicio con seguridad”, asegura Arnal. CCOO asegura que para realizar un servicio de extinción de manera óptima como mínimo, deben acudir dos bomberos para intervenir en el incendio, el equipo de rescate, formado por otras dos personas, y un bombero formado en prevención de riesgos laborales que evalúe el procedimiento como recurso preventivo. El recurso preventivo lo forman trabajadores/as de la plantilla con formación para realizar este fin, una figura que no existe, actualmente, en los parques de bomberos de la DPZ.  “No cumplimos la ley de prevención de riesgos laborales ni la Ley del Fuego de Aragón. Ambas reclaman que los parques principales lo formen un mínimo de 6 bomberos”, lamenta Arnal.

        Luis Clarimón, responsable de salud laboral en CCOO Aragón, ha asegurado que “venimos a hablar no solo de un problema laboral sino social y territorial. Hay que dotar de recursos humanos y materiales a un servició básico para la ciudadanía aragonesa. Hay que cuidar a los que nos cuidan”. Clarimón ha criticado que “todo el mundo espera que la administración pública de ejemplo y cumpla con la normativa. Algo que no está sucediendo. Esta sentencia es importante no solo para los bomberos que trabajan en la Diputación Provincial de Zaragoza sino que lo es para otros servicios de extinción de Aragón y del conjunto del territorio español”. Clarimón ha asegurado que “nos gustaría ver en los programas electorales de aquí a las elecciones municipales y autonómicas del 28 de mayo que lo consideren una preocupación y lo consideren en sus compromisos electorales”.

        Documentación asociada
        Documentación asociada