FSC-CCOO Aragón | 16 julio 2024.

  • Menú Principal
    • tu sindicato

      CCOO denuncia que hay empresas de transporte buscando personal extracomunitario al que contratar aquí con peores condiciones

        Desde el sector de Carretera y Logística de FSC-CCOO se insiste en que no faltan conductores y conductoras profesionales en el transporte de mercancías por carretera en España, sino condiciones laborales dignas.

        19/04/2023.
        95.179 personas demandan empleo como conductores y conductoras de camión

        95.179 personas demandan empleo como conductores y conductoras de camión

        El sector de Carretera y Logística de FSC-CCOO ha tenido conocimiento de ofertas de trabajo para personas conductoras de países extracomunitarios, como Perú, Venezuela, Ecuador, Chile, Argentina o Brasil, por parte de empresas españolas ubicadas en provincias como Soria, donde el sueldo base de las y los conductores está 4.273 euros por debajo del salario mínimo interprofesional.

        En esas ofertas, se les proporcionan fórmulas flexibles de convalidación del permiso de conducir y se les promete vivienda, aseguran desde el sector, e indican que el retorno de profesionales de países del Este de Europa a sus países de origen, donde tienen condiciones similares a las que les ofrecen aquí, es lo que está llevando a estas empresas a intentar contratar fuera de la UE.

        En España, donde los datos de empleo, según el SEPE, arrojan la cifra de 95.000 personas conductoras en búsqueda de empleo, las y los empresarios dicen que faltan personas conductoras, a las que tratan de atraer desde otros países con el único propósito de devaluar más todavía la profesión.

        En lugar de dignificar las condiciones laborales y salariales para atraer a personas jóvenes a la profesión, estas empresas buscan aumentar el número de conductores/as desempleados/as para presionar a la baja los salarios. Resulta lamentable que las autoridades españolas no actúen a favor de la inserción laboral de esas 95.000 personas desempleadas ni persigan estas fórmulas de dudosa legalidad para el acceso a la profesión de personas poco cualificadas y dispuestas a trabajar por lo que sea.

        Si las autoridades cumplieran con su obligación de vigilar el cumplimiento de la legislación de transporte y la normativa laboral, seguramente las condiciones de trabajo serían mejores y habría más personas interesadas en la profesión. Pero el Ministerio de Transporte, Movilidad y Agenda Urbana está entregado al lobby del Comité Nacional del Transporte por Carretera, por lo que es lógico que se aplique esta dinámica de profundizar en la devaluación salarial del sector y en la explotación de personas extranjeras.